Cuando comprar un dispositivo móvil de origen chino se convierte en un dolor de cabeza

Por lo general, los fabricantes chinos de tecnología celular, sacan al mercado terminales con características y funciones que no tienen nada que envidiarles a otros equipos de vanguardia y renombre, como por ejemplo Samsung y Apple.

Y aunque en muchas ocasiones, puede resultar tentadora la posibilidad de adquirir alguno de estos dispositivos móviles, sobre todo por su relación precio-calidad, lo cierto es que no todo lo que brilla es oro, y posiblemente, el teléfono que tanto te interese, si logras adquirirlo, no tenga otra función más allá de servir de pisapapeles.

Por ejemplo, la marca Xiaomi, con terminales de distintas gamas, y precios realmente accesibles, puede resultar una oferta tentadora, sin embargo no te dejes engañar, se trata de celulares creados exclusivamente para ser usados en China. Veamos un poco a que se debe esta restricción.

Partiendo de lo básico, sabemos que a los dispositivos celulares y computacionales, los componen básicamente dos elementos, el hardware y el software ¿cierto? Pues bien, en caso del software, el problema no es tan grave, e incluso dispositivos no lanzados para venta internacional, funcionan en este sentido.

Es decir, podría modificarse su idioma, y adicionarle la tienda Google de aplicaciones, Play Store, lo cual se lograría con un simple cambio de ROM El problema, se haya entonces, en el hardware y su acceso a redes móviles, a través del modem.

En otras palabras, si un dispositivo, no tiene bandas liberadas para ser utilizado en sitios distintos a los cuales fue creado, se convierte en inservible. Y en el caso de los terminales chinos, que no son de venta internacional, es precisamente lo que sucede.

En China, la tecnología que se utiliza para los dispositivos móviles y su acceso a las redes, es de tipo CDMA, en tanto que en la mayoría de los países europeos, y casi el resto del mundo, los dispositivos actuales funcionan con tecnología GSM.

Así de sencillo, entonces un dispositivo que no pueda acceder a una red para la cual no fue creado, queda inoperativo. La próxima ve, que te veas tentado por un terminal de fabricación china, revisa muy bien que pueda ser utilizado en otros países.

About the author: Linda Perez

Related Posts